Remedios caseros para bajar la tensión

La tensión o presión arterial, es aquella frecuencia que mide la fuerza ejercida por la sangre en las paredes cardíacas. Hay dos tipos: cuando el corazón está en reposo que la diastólica y cuando late que es la sistólica. En el control de la presión se tiene un numero especifico que se caracteriza por ser el regular. En la mayoría de los casos se requiriere de bajar la tensión para mantener estable el organismo.

Hay muchas enfermedades asociadas a la tensión que pueden simbolizar grandes problemas en el organismo. Entre las más conocidas esta la hipertensión, la cual ocurre por factores genéticos, mala alimentación, vicios o falta de ejercicio. Los síntomas varían entre dolores de cabeza, mala visión y cambio en el ritmo de respiración y las palpaciones cardíacas.

5 Remedios caseros para bajar la tensión

Para evitar complicaciones como infartos o derrames cerebrales es importante mantener un control anual de la presión. La idea es bajar la tensión para mantener lo valores en los rangos adecuados y para ello existen muchos remedios caseros.

  1. Ajo

El primer remedio casero para bajar la tensión es uno de los más conocidos, el ajo. Mezcla un diente de ajo crudo y limpio con algunas gotas de agua. Déjalo reposar por 6 o hasta 8 horas, podría ser durante la noche. En la mañana, mientras aun estas en ayunas, bebe el agua aprovechando sus propiedades para lidiar con el colesterol.

  1. Perejil acompañado de limón

El perejil acompañado por el limón es considerado un diurético natural y un reductor de la presión. Combina el zumo de un limón con algunas hojas de perejil triturado y déjalo reposar por algunos minutos. Finalmente tómalos para aprovechar todos sus beneficios.

  1. Apio

Usar el apio para bajar la tensión es tan sencillo como incluirlo en tu dieta cotidiana. Este diurético mantendrá tu presión estable, relajando notoriamente los músculos que se encuentran alrededor de las arterias. Igualmente tiene minerales como magnesio o potasio ideales para ala disminución del estrés y el equilibrio del sistema nervioso.

  1. Semillas de Sandia

Tritura algunas semillas de sandias secas y agrégalas a un vaso de agua hirviendo. Luego de que dejes reposar la mezcla durante 60 minutos lo beberás de forma prolongada. La idea es que consumas algunas cucharadas en varios momentos del día. Comprobaras como los vasos sanguíneos se dilatan y tu presión disminuye con el pasar del tiempo.

  1. Avena

La avena también es muy efectiva para bajar la tensión arterial. Consume un plato de avena durante el desayuno y disminuye el colesterol malo en tu organismo.

La tensión es sumamente delicada

  • Visita el medico: Si crees que estás pasando por problemas de la tensión lo mejor que puedes hacer es visitar el médico. Los remedios caseros pueden ser muy eficientes pero el especialista debe darte permiso ante de consumirlos.
  • Evita la sal: Para las personas que sufren de hipertensión uno de los enemigos mas relevantes será la sal. Por ello tienen que controlar el consumo de este mineral en las diferentes ingestas diarias, sobre todo si no son preparadas por sí mismo.

Los remedios caseros para bajar la tensión te será muy útil a la hora de combatir este problema. ¿Algún otro tratamiento natural te ha servido para controlar la presión en tu organismo?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *